Una de muerte

Pues no sé porqué (y vive dios que no es por Tito Michael ni Tita Farrah) es como que tengo presente la muerte. No porque me de miedo la muerte en sí, sino por el sufrimiento que ésta provoca.

Recuerdo que la primera vez que tomé conciencia de lo que implica la muerte fue cuando murió Álex, un compañero que había venido al cole conmigo durante todo el EGB y primero de BUP, y murió en segundo de BUP  de accidente de moto. Recuerdo el destrozo y el sufrimiento que provocó su muerte, y que pensé que si eso era lo que pasaba cada vez que había un accidente de tráfico, un atentado de ETA o inundaciones (no sé porqué lo de las inundaciones) las noticias implicaban un desastre.

Y esta imagen del destrozo que deja tras de sí la muerte de un ser al que quieres, no me ha abandonado. Veo las noticias con angustia. Ese destrozo pasa en África cuando muere un niño o en Irak cuando ponen una bomba. El sufrimiento humano es igual en todos los sitios. Cuando estuve en la tele, de lo que más hablé con los editores es de la forma en que podia tratarse la muerte para que no se tomara como algo común o lejano o frívolo. Un porcentaje muy alto de las noticias implican muerte.

Ahora hará un año que murió Migue. De las personitas más vitales que he tenido el placerazo de cruzarme. Otro accidente de moto. Dejó a su novia embarazada de 8 meses, y una legión de gente destruida. El desconcierto de una muerte no se puede comparar con nada. Es una mezcla de aprovecha el momento, haz lo que quieras, prioriza, sé mejor persona… no sé.

El caso de Migue es extraño, porque sé que está muerto, pero no lo asumo. Todavía tiene que aparecer en tal concierto, o en tal comida o en tal fiesta. No nos llamábamos más que si uno necesitaba algo del otro, pero aparecía. Esta sensación de que aparecerá es la que no me quito de encima…

Supongo que pienso ahora en esto porque ha muerto la madre de un amigo al que tampoco veo mucho, pero que pienso en él como alguien que está ahí. Un amigo al que no he podido acompañar y me hubiera encantado. Pero no he podido mirarle a la cara para ver el alcance de su desconcierto. Y estoy triste por ello. Me ha afectado. Pero voy a echarle la culpa a las hormonas y así relativizo.

Y anoche murió Baltassar Porcel, escritor, articulista y polemista, amigo de un amigo mío también. Muertes de personas cercanas a personas cercanas a mí…

He puesto el nocturno en mi bemol mayor op. 9 de Chopin. No por muy conocido deja de ser precioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s