Extender, expandir, multiplicar, potenciar… opendata

Tengo un enlace abierto en mi navegador hará como diez días (en mi mente, que acabo de mirar y lleva como diecisiete días en realidad) del blog de la Generalitat en el que anuncian y explican la 2a convocatoria anual para la concesión de ayudas a proyectos que desarrollen la Sociedad del Conocimiento, que se abre a proyectos basados en reutilización de datos públicos que se lleva a cabo a través de la Fundación PuntCAT y que va dirigido autónomos o nanoempresas (no más de cinco trabajadores).

Y lleva tantos días abierto porque quería escribir un post sobre estas ayudas, y, sobre todo, sobre lo necesario que es establecer políticas de datos abiertos como primer paso a la transparencia política.

Escribo ahora el post por culpa de este tuit de Alberto.

El hastag #cicd corresponde al II Congreso Internacional Ciudadanía Digital, que se ha llevado a cabo esta semana pasada en Donostia, al cual no he podido ir pero que he seguido por comentarios, posts y el hastag. Y lleva razón Alberto, fuera de lo que fuera la ponencia, el tema de apertura de datos salía a colación.

¿Porqué? Pues porque tener una política clara de apertura de datos es imprescindible para empezar a hablar de modernización administrativa, interoperatibilidad y, según mi humilde opinión, transparencia.

Porque una política de apertura de datos tiene que ver, como dije ya aquí, tecnología, y la tecnología no entiende de matices. No tiene que ver con comunicación ni con ideología ni con quiero y no puedo y no tiene marcha atrás.

Trabajar con estos datos públicos puede facilitarnos la vida, como iBDN, la app sobre información cultural de Badalona de la que hablaba en el post, o como nos contó Antoni Gutiérrez-Rubí, que encargó una app que es una agenda con los datos de correo electrónico de los componentes del congreso catalán (400€) porque le servía para tener todos los emailises ahí recogiditos como agenda. A Antoni le ha pedido noséqué institución pública estadounidense que publique el código de la app para hacer ellos lo mismo con la dirección de correo electrónico de sus componentes, preguntándole esto de “¿cuánto se debe?”. ¿cómo se han enterado? No se sabe, pero van a aprovechar el desarrollo que él hizo para sus datos. Pues lo mismito pero al revés podría hacerse aquí: que alguien en Mississauga (no sé porqué Mississauga, pero me ha dado por ahí) hace un desarrollo sobre parques nacionales (por ejemplo) y (previa pregunta de cuánto se debe), podemos aprovecharla con los datos de nuestra comunidad o cruzarlos con los de cualquier comunidad donde tengan los datos abiertos.

Además de las ayudas de la Fundació PuntCAT, ha salido ya el Desafío AbreDatos 2011, que organiza Pro Bono Público con la colaboración del Gobierno Vasco, Open Data Navarra y Microsoft, para recoger iniciativas de desarrollos tecnológicos utilizando datos públicos. Está en marcha un concurso el Open Data Challenge, un concurso open data paneuropeo, y unos premios open data Navarra.

Estamos en ello. Y me gusta.

Recordaros que desde aquí, podéis ir solicitando qué datos queréis que se abra aquí (Illes Balears), ya que la Direcció General de Serveis TIC está en ello activamente y tanto les da cambiar el formato de unos datos o de otros, con lo que si les váis echando una mano sobre cuáles queréis, mucho mejor para vosotros. Y para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s