El Zar Nicolás, el miedoso, en adopción

Éste es El Zar Nicolás, el miedoso. Cometí la semiirresponsabilidad de acogerlo porque me mató de pena verlo con un miedo que no le dejaba respirar en la perrera. Le habían puesto en las jaulas ocultas de la perrera y no le habían hecho fotos ni nada porque mordía. Y decidieron que no merecía redención. Y nosotras decidimos que sí.

A Nicolás se le murió el dueño. Le dejaron en la perrera sin decir el nombre, ni la edad, ni si era macho o hembra. Lo tiraron allí y punto. Porque mordía. Con la espalda pelada por la infectación de pulga.

Los funcionarios de la perrera, cuando les dicen que un perro muerde, casi automáticamente le meten en jaulas ocultas y lo condenan. Un perro puede morder por miedo, por rabia, por desconcierto… puede estar nervioso entre rejas y no morder fuera… Puede ser un riesgo si lo coge alguien que no sepa manejar un perro que muerde. La cosa es que mucha gente que abandona a su perro en la perrera lo abandona diciendo que muerde y se quedan tan anchos. Con lo cual es una doble injusticia: el abandono (que implica riesgo de muerte si nadie quiere al perro en diez días) y la condena de que se pase esos diez días en una jaula oculta donde nadie le vea. En el caso de Nicolás era verdad. Mordía. Anda si mordía.

Lo sacamos de ahí después de dar explicaciones al funcionario que nos quería convencer de que no nos lo lleváramos. Pero es que íbamos a por él y punto. En casa me mordió cuando intenté quitarle un cable de la cara que le iba a ahorcar o algo, y me mordió una pierna cuando intenté separarles a él y a Anakin. Al par de días ni mordía. Al par de semanas y medio porque sí, ni enseñaba los dientes. No sé cómo, pero no muerde ni enseña los dientes. Sé, eso sí, que las pocas guías que me han dado de educación en positivo funcionan, y que acercarte a un animal asustado despacito, sin movimientos bruscos y al gritito de “ai cariñitocariñitocariñitocariñito”, funciona. Eso y las salchichas de frankfurt guarras.

Nicolás mordía porque estaba nervioso, pero también mordía cuando estaba contento, cuando quería jugar, cuando quería robarte la salchicha. Ahora, una vez “inhibida la mordida” (he aprendido a decirlo de la gente que sabe), hay que rectificarle comportamientos de chulito. Es territorial, ladra a la gente que pasa por el portal de casa (no falla! Cuando ladra es porque hay alguien en el rellano), y hay que quitarle todavía algo de miedo, ya que va por la calle tranquilo pero cuando hay un ruido fuerte o mucha gente cerca de él se mete entre las piernas.

Pero creemos que ya se puede dar a una familia responsable.

Nicolás es un animal divino. Listo, inteligente, aprende rápido, obediente y cariñoso sin ser pesado. Se pirra por las salchichas guarras y le encantan los juguetitos de perro, con los que se entretiene. Tiene entre dos y tres añitos, y no rompe nada. Hace pis fuera de lo que él considera su casa (la cocina), pero todavía marca. No me ha marcado ni el sofá o le tiro por la ventana de las mismas. Se vé que lo sabe y lo respeta… =P

Ahora mismo Nicolás es exactamente igual que la mitad de los perros de su tamaño (9 kgs) de mi barrio: ladra como ellos. Y, de repente me dan una pena horrible, porque quiere decir que son igual de nerviosos y tienen el mismo miedo que le queda a Nicolás. Que digo yo que si hemos conseguido “inhibir la mordida” conseguiremos quitarle el miedo intrínseco éste que tienen los perros pequeñines.

Debería quedárselo una persona que ya hubiera tenido perros. No por nada, no necesita una experta mano encantadora de perros, ya que reacciona bien a todo lo que se le dice, es obediente y un encanto. Pero es que es eso, que es un encanto. Quién se lo quede, tiene que saberlo y estar un poquito inmunizado a las caiditas de ojos de los perritos, porque Nicolás es un experto. Y es que, además de la caidita de ojos, mueve las orejas no sé cómo, pero te partes de la risa, oyes. Y no le hace bien si estás corrigiéndole.

A mí me encanta este perrito. Mucho. A ver si le encontramos una familia que lo adopte y que no le deje reforzarse en este miedo.

Yo no he hecho nada especial para que mejore el comportamiento, la verdad. No sé de adiestramiento canino ni nada de nada. El otro día me lo llevé a que lo lavaran, y se portó como un campeón. Yo esperaba que le gruñera y enseñara los dientes al grifo, a Manoli (de la Ribera Veterinarios, que me tienen enamoraíta), al cepillo, al secador, a la máquina de cortar pelo… a todo vamos. Pues no. Se portó como un campeón. A ver, cuando se nos fue de la mano la temperatura del agua y salió fría, pues se quejó… =P
Dice Manu, el veterinario, que dándole estabilidad y unas pautas coherentes, el perrito se ha equilibrado solito, y sigue en ello.

Lo dicho, Nicolás ya está como para que le promocionemos. A ver si encuentra una casa que quiera un animalito excepcional.

Se da en adopción a través de SOS Animal, está ya castrado y se hará seguimiento de la adopción por su parte. Por la mía, lo de siempre, iré a hablar con la madre y los vecinos del adoptante, con su jefe, con su abuela, con el presidente de la comunidad de propietarios y con su tutor en el cole. Las chicas de SOS creen que saldrá a Alemania, que allí piensan diferente con el tema animalitos, y tendrán más paciencia con él. Pero lo mismo tenía que pasar con Hans y con Tòfol, que que están en casas de almitas que yo conozco. Estaría bien que también Nicolás se quedara en Mallorca en vez de irse a las germanias o austrias.

Si sabéis de alguien responsable que quiera tener un compañerito cachondo y bueno, me lo decís. Se manda sólo a Barcelona o Madrid, donde SOS Animal tiene colaboradores para hacer un seguimiento de la adopción. Después del currazo que nos hemos metido, no queremos que vuelvan a devolverlo.

Podéis verle en fotillos en flickr, o seguir mis aventuras y desventuras con perros en twitter o posterous. Aquí, algún vídeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s