Retroactivos: El Laser Disc

A ver, como una no sabe callarse la boca cuando se le planta una cosa divertida que hacer, pues se apunta, dice que sí y luego pide ayuda.

Voy a colaborar en el podcast retroactivos. Esta mes toca darle un repaso al laserdisc.

Qué diré yo? Pues ni flowers.

Ellos saben de retroinformática y tal, yo no. Vamos, ni idea. Pero soy rubia y preguntona. Fijo que mi colaboración irá por la cosa de montar algo (cuentito, enmorcillar anécdotas o vete a saber qué) con lo que consiga recopilar por la interné. Sobretodo de lo que vuestras graciosas majestades tengáis a bien querer compartir.

El programa se hace una vez al mes. Y para este, que es el sábado que viene, igual me pilla el toro. Por eso pido porfaporfita, que si alguien tiene un laserdisc o lo ha tenido me cuente lo que sea: que si se atrancaba con un pelito, que si hacía mogollón de ruidaco, que si hubo escisión familiar por la compra de un aparato caro que más caro era para comprar pelis, que si el alquiler de los laserdiscos era todavía más caro, que si fue el capricho de mi padre, que si fue el capricho de mi madre, que si lo guardo como oro en paño para ver la única copia que hay de una peli de Bergman o de Antonioni o de Fassbinder… Estas cositas.

Los retroactivos necesitan una rubia y tienen una rubia. Ahora veremos si me aguantan.

Se agradece ayuda. Gracias y más gracias y más gracias.

3 comentarios en “Retroactivos: El Laser Disc

  1. La verdad es que yo nunca tuve uno.
    Pero lo que si sé al respecto es que se empleaba en las máquinas de karaoke de los bares y si no voy equivocado esa aplicación duro varios años.

    Una de las distribuidoras en Palma era Musicasa, igual allí te cuentan algo más.

  2. Yo tuve un reproductor y aún conservo algunos discos que no retiro por la misma razón misteriosa que aún tengo cintas de un Commodore Vic-20, discos flexibles de 5’1/4 e incluso alguna tarjeta perforada.

    Te puedo decir que lo que siempre me sorprendió más es el peso de los discos que además eran gruesos, imagino por el tema de la doble cara (había que girarlos igual que un vinilo) y para que no se rompieran al cogerlo de un sólo lado.

    Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s