Lo de los cambios

A ver, hay cosas que (creo yo) no tienen vuelta atrás. Entre ellas, la digitalización de la información común, y con ella, la digitalización y cambio en formas de trabajar. Punto. Esto no tiene vuelta a atrás. Hacemos cosas con los ordenadores, no con máquinas de escribir. Puedes usar cámaras analógicas, pero digitalizarás la cinta, y la editarás en el mac. Puedes tomar notas, pero cuando entregues el documento lo habrás escrito en el pc.

Porqué, entonces, oh, señor, tenemos que seguir trabajando o viendo como se trabaja traginando papeles de un lado para otro?

Estaba discutiendo un día con una abogada. Diciéndole que es que me subleva, lo siento, ver que llevan maletines inmensos llenos de papelajos, y que cada uno de ellos lleva esta cartera. Que en los juzgados ya están estos papelajos y que en la misma sala, los dos abogados y el juez los tienen. No iba yo a convencerla de compartirlos, claro, ni llego a eso, pero sí estuve hablando con ella sobre la forma de trabajar. Sobre cómo recuperar información, como ser más ágil trabajando, cómo ser más eficiente ahora que ya se puede etiquetar y subrayar y guardar información. Ya se puede trabajar con dos pantallas y no necesitar el libraco o la información de referencia en papel (no he echado de menos papel desde que trabajo con dos pantallas), y se puede llevar toda la información del caso y más en un ipad. (No se me ocurrió si hay wifi en los juzgados para que puedan trabajar, hay disgustos que prefiero no llevarme).

Ella sostenía que es que no te podías fiar de que tengan los demás la documentación. Y yo, que ellos a lo suyo, que su faena es adaptar formas de trabajo que hagan que sea más eficiente. No se trata ya de ser friki o no o de que “te gusten los ordenadores” o no. Y no se trata de triplicar ineficiencia por parte de los dos abogados más la institución. Ya me quejé de esto aquí.

En la misma mesa intervino un chico que había estado trabajando en administración pública, defendiendo que hay procesos que tienen que ser complicados para asegurar que se hacen de forma correcta pasando todos los controles. A lo que hay que aducir que no sólo se quiere eficacia, sino transparencia, y entonces quitamos controles y chinpún. Pero eso es demasiado para un sábado de una noche de verano.

No le convencí igual que no convencí a la abogada de que estas cosas “de ordenadores y eso” no son frikadas, y que están aquí para quedarse. Esta abogada tiene 30 años. Cuánto puede tardar en venir una competencia más ágil en el almacenamiento y gestión de la información? Pongamos que 10 años? Esta chica tendrá 40, mi edad. Me niego a que una buena profesional de cuarenta años deje de ser competitiva porque no le da la gana cambiar ciertas cosas de la forma de trabajo.

Pero claro, quien tiene que negarse es ella y de momento está tan contenta. Y como ella trillones de personas que están trabajando de espaldas a la eficiencia que da el software, que se escusan en “es que siempre se ha hecho así” (habla con los fotógrafos), o “es que los procesos son muy complicados” (más lo era limpiar oro) o “es que no depende sólo de mí” (no, pero alguien tiene que empezar, sabes?).

Porqué esto hoy y ahora que no hace ni calor y que no dice nada que no sepamos respecto de la resistencia al cambio?

Me encanta que me hagáis la pregunta.

Pues porque llevo semanas con esto en la cabeza, y porque hoy me he encontrado a un amigo que tenía que ir a correos a mandar un trabajo para la UNED. CON DOS COJONES! Cuando le he hecho notar la incongruencia, me ha dicho que tampoco lo entiende, pero que en realidad tenía que entregar también UNOS CUADERNOS que llevaba en el bolso y que eran una especie de diario que hacían con noséqué.

He flipado… Tienen que escribir en un cuaderno una especie de diario para mandárselo al profe para que lo lea? No puede llevarse una especie de diario en word? o en openoffice, porque de gdocs ni hablaremos, no vaya a ser cosa que yoquéséqué.

Y luego cuando hay que hacer un programa de gestión para esta gente todo son problemas. Cómo no van a serlo! Si son incapaces de entender formas de trabajo diferentes a la suya… Estar en plan comodón en el año 2012 ya no sirve.

No entiendo nada. De verdad, que no entiendo nada.

Sin encambio, echando el mismo sermón a currantes de lo audiovisual, la cosa cambia. Hablé hace poco con dos buenos realizadores. Están sin curro y viendo qué hacen, porque su sector está fatal. Hablando de cosas y cosas, pasamos por encima de lo importante que es la visibilidad de sus personas mismamente y de sus trabajos, y de lo que podía o no facilitarles la vida internet. El primer impulso de los dos fue decir que aunque subieran sus trabajos a internet, iban a grabar y editar con medios “profesionales” porque ellos son profesionales y grabar y editar en iphone o ipad “no es profesional”. Pero cuando les haces ver que lo que ellos pueden hacer con su experiencia es ser más eficientes, y cobrar más porque trabajan más rápido al poder trabajar en movilidad y con herramientas más económicas, o justamente lo contrario, cobrar menos porque trabajan más rápido, entendieron que pueden seguir con su oficio pero con más margen de maniobra y con nuevas posibilidades laborales o, cuando no, una manera de seguir desarrollando su trabajo de una forma que les diferencia de su competencia.

Al final, la necesidad es lo que hará que cambiemos. Pero qué lástima que no se pueda hacer antes y tranquilamente…

13 comentarios en “Lo de los cambios

  1. Es curioso como algo tan de sentido común como puede ser “un paso más” es tan difícil de implementar.

    Hace no tanto trabajaba en una empresa en la que se imprimía todo, TODO. ¿Esa petición de trabajo que te acaban de enviar y que tienes en tu correo y en la aplicación de peticiones de trabajo? Se imprime y se lee. Yo me quedaba muerto. Y no te creas que imprimes la primera hoja… se imprime toda la petición: el texto de la petición en sí, la nota legal, los comentarios, el historial de modificaciones, el de participantes…

    Otro ejemplo, diferente, es el check-in. Vueling, por ejemplo te manda por sms un link para una página que se muestra en tu móvil y puedes pasarlo por la maquinita que hay en la puerta del embarque. Genial ¿No?
    Pues la realidad es que suelen ir con el tiempo pillado y antes de que pase la gente revisan todos los billetes de la cola para que luego vaya más rápido. No es que falle la máquina. Si todos fuésemos con el check-in “digital” tardaríamos la vida en pasar.

    ¿Así cómo esperamos tener coches voladores?

    1. Es que esa es una de las cosas… El papel. Yo era de las de imprimir, pero desde que tengo dos pantallas me he dado cuenta de que no es por el papel, sino por tener una referencia de un vistazo. Un pantallón no es tan caro ni tan inaccessible. O dos pantallas. En mi caso curro desde portátil y tengo una viejuna que me regalaron como segunda pantalla. Por no hablar del kindel! Uséase, un kíndel es lo más mejor! No he vuelto a imprimir ningún material de ningún curso!
      En caso de administración pública, pior, porque este papel es lo que se usa para revisar y SELLAR Y FIRMAR para validar. Como si la firma electrónica fuera algo tan de ciencia ficción como los coches voladores.
      el caso de estas cosas que quieren avanzar pero no avanzan… Estoy viendo cómo cojones se puede usar bien un código QR. Muchos apuntan a webs no optimizadas para móvil o, directamente, invisibles.
      CON DOS!

      Veremos coches voladores, pero tendremos que comprarlos y firmar ocho copias por triplicado =(

      1. Las dos pantallas o pantallón son fundamentales y ahora mismo no es ninguna locura inasumible.

        La idea detrás de la firma electrónica me parece genial. Ahora, el uso real me ha defraudado tanto que yo soy de los que imprimen y se baja al banco, hace cola y tardo mucho menos. Al menos me preocupo mucho menos..

  2. Voy a digitalizar mi mente…
    Ocupara 2,5 Kb
    :P

    En serio ya, me parece lo normal trabajar con digital a todos los efectos, siempre que haya sitio en los hobbies para lo analógico. En mi caso básicamente que sigan existiendo libros y útiles de dibujar tangibles.

    Por ese derrotero iba una mierdecilla que escribí hace tiempo titulada NO, sobre lo importante de lo electrónico en las pseudodemocracias neoliberales como la nuestra.

  3. Isabel! NO! XD De firma electrónica ni hablamos! XD No se fiaría de que lo firma quien lo tiene que firmar… =P Ahora, que con una ministra de trabajo que manda ERES de partidos políticos de la oposición y con un ministro de intereior que pierde aipades por los trenes, no sé si vale más que así sea…
    Flipo con lo que nos queda para asumir que la gestión de la información digital es tan delicada como la gestión de la información física: que el ministro del interior haya perdido dos aipads es durísimo: que digo yo que al menos llevaría las cuentas de correo.
    A ver si el hijo de la Báñez fue el que mandó el ERE a la razón jugueteando con el ifon! XD

    QUé miedo… =(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s