Ley de transparencia. Van y la aprueban.

A ver, que la aprueben era de esperar.

Buscando lo que escribí cuando se planteó el anteproyecto, me he quedado un poco muerta: yo toda indignada porque Rajuá escapaba corriendo de los periodistas en el Senado (creo, porque el vídeo que compartí ya no se vé).

Todavía no había visto nada de lo que esta panda de idiotas/ cretinos/ cínicos iban a hacer.

Porque lo que está claro es que no son nada inteligentes. Pero tampoco se lo pide nadie, claro. Carecen de ética y estética y se lo consentimos.

En el año y medio que ha pasado desde que escribí toaindignada que es que no me creía la transparencia de un gobierno que no da explicaciones, hemos visto cosas peores.

Podría ir a hemerotecas y buscar pero es tarde y no me apetece. Hablo de memoria:

– Un ministro de educación que dice que si los tribunales no le dan la razón, pues que cambiará las leyes, se cambian las leyes y subvencionan colegios que separan niños y niñas (básicamente católicosos, mira tú qué cosa) y, además, permite que se les den terrenos públicos para que construyan sus cositas. Vamos, que no sólo regala dinero a colegios que hacen algo tan inconstitucional como considerar que hombre y mujeres somos diferentes, sino que les regala terrenitos para que sus colegios sean más molones y más grandes para que sus catoliquitos tengan todo lo que quieran, aunque sea quitándonoslo a los demás. Vamos, básicamente, porque a él (y al Opus Dei) le sale de los cojones. No entiendo cómo les gusta tanto pillar dinero público cuando odian los sistemas públicos de lo que sea. Pero bueno…

– Una ministra de salud que se escuda en argumentos sexistas baratos para no dar la cara sobre las más que seguros beneficios que su familia ha tenido y que tienen que ver con comisiones ilegales del caso Gürtel. Y el gobierno del estado, la apoya. Y, que, además, parece que sigue teniendo sus caprichos pero que ya no se los paga la Gurtel, sino todos nosotros vía presupuesto público, tipo ir a ver a jugar a Rafa Nadal a NYC  pasando la facturita de los gastos al ministerio. La buena gestora, sabes?

– Una secretaria general del partido que gobierna que ha hecho los dos ridículos espantosos más grandes que se van a recordar con la “indemnización en diferido” y la “bajada espectacular del paro en agosto” (31 personas), y que se esconde detrás de yonoséloqué mientras también pesan sobre ellas más que dudas razonables de que su señor marido (y por ende, ella) también se han beneficiado de dineros poco claros a través de concesiones de obras públicas. Obviamente, apoyada por el gobierno, que es que es su partido, oyes.

– Un presidente del gobierno que gobierna para su partido (ni siquiera sus votantes) y que ha seguido ejerciendo de cobarde: ha comparecido a través de circuito cerrado, su gobierno aprueba decretazos y nos enteramos de los detalles por el boe del sábado, el otro día dijo que España toantera está de acuerdo con la guerra contra Siria si Obama quiere. Bueno, se lo dijo a Obama y nosotros lo supimos por la web de la Casa Blanca. Tenemos que pasar la vergüenza de que en ruedas de prensa con jefes de estado internacionales se le pregunte por política estatal, o, incluso, que le pregunten periodistas extranjeros porque a los españoles no les responde. Y nosotros lo toleramos.

– En estos BOE de repente salen que se han incrementado los dineros para comprar armas y submarinos y esas cosas, o que se dan por perdidas todas las ayudas a la banca (dijeron que los bancos iban a devolver el dinero), o que se van a quitar las ayudas por compras de VPO. Nada, nimiedades y mindundeces que no hace falta explicar ni contar.

– Un equipo de gobierno que se dedica a cerrar cualquier vía de pregunta parlamentaria al presidente del gobierno para poder llevar cierto control y hacer preguntas para tener explicaciones a ciertos hechos. Alguien debería decirles, por cierto, que las explicaciones nos las dan a nosotros y no sólo al psoe que tienen enfrente.

– Un ministro de justicia que se ha cargado la igualdad del acceso a la justicia y que se le llena la boca de que va a volver a la ley del aborto del año ’84. Que para eso tiene mayoría absoluta. Y si la gente no quiere, pues que se aguanten. Si hay argumentos en contra, le da igual, porque su dios considera noséqué.

– A nivel autonómico, pues lo mismo: nos acaban de cascar un decreto ley que neutraliza una sentencia del tribunal superior de justicia de baleares para que no se implemente un cambio de programa educativo tremendo, pero que estos quieren hacer con el único argumento de que les da la gana y con TODO el mundo en contra (sindicatos, profes, directores, inspectores, TSJB…). Lo más mejor es que el TSJB paralizaba el TIL porque no se habían seguido las formas de consenso que se debían seguir. ¿Quieres caldo? Pues taza y media: decreto ley que te arreo.

Pues con gente así, la Ley de Transparencia es si cabe más ridícula que hace un año y medio.

Porque lo que pretenden estos malnacidos que desde que han llegado no han hecho más que prostituir instituciones y palabras, es semiregular el acceso de la ciudadanía a datos que ya tenían que ser accesibles. Y se les llena la boca con que incluye normas de buen gobierno.

¡NOS HA JODIDO!

El partido político que más mierda ha sacado, y que más dinero ha desfalcado de diferentes comunidades autónomas (lo de Matas aquí tiene un trago, y es sólo uno), que más está prostituyendo leyes y normas, que se está cargando la separación de poderes metiendo a una persona declaradamente pepera en el tribunal constitucional, que está declarándose como la más grande máquina de (presuntamente) malversar fondos públicos vía sobornos (las comisiones en administración pública son sobornos) para dar contratos a empresas determinadas y financiarse ilegalmente (Bárcenas y eso).

Pues estos, van y pretenden que les demos las gracias por tener que gastarnos más dinero y poner TODAVÍA más normas y reglas para que queden regulados todos y cada uno de los puntos en los que se mueve el dinero. Porque si no, si algo es legal aunque sea la cosa menos ética del universo, estos cretinos la van a llevar a cabo y se van a gastar nuestro dinero en sus caprichos.

Pues no, no les damos las gracias. Gracias por nada es nada.

El Banco de España tiene que regular actividades de las cajas, ¿pero de verdad tiene que hacer de policía para pillar a profesionales que saben que están haciendo cosas alegales? ¿Los que dicen que buscan la eficiencia y tal y tal y tal son los primeros que exigen tres órganos de regulación porque van a hacer lo posible por pasar los límites que tienen?

Que hagan las cosas correctamente, que no bloqueen comparecencias, que no limiten preguntas a periodistas, que no vayan por ahí escondiendo leyes en BOES ni detrás de decretos leyes (lo siento, la educación no necesita de decretos leyes), que ejerzan de demócratas y no de déspotas, que no vayan por ahí firmando declaraciones y tratados internacionales y en España ni siquiera se ha hablado del tema…

Sobretodo, que consideren la democracia como un forma de gobierno. Que acepten que tener una mayoría absoluta les da más peso para decidir ciertas cosas, pero no les habilita para ejercer de déspotas. Porque, se supone, estamos en una democracia participativa. Poco participativa, pero participativa.

¿Ley de Transparencia?

Tus cojones.

(y me acuerdo mil de Miquel Rodríguez, que sostiene que las leyes de buena administración y buen gobierno son el primer síntoma del fracaso de un gobierno, ¿porque se tiene que regular que se hagan las cosas correctamente?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s