El día de la mujer trabajadora y lo que nos queda

A través de l’Institut Balear de la Dona participé en un grupo de trabajo del cual se sacarán una serie de conclusiones para hacer un diagnóstico para el IV Pla Estratègic d’Igualtat entre Dones i Homes de les Illes Balears que está desarrollando el Institut. 

Contactaron conmigo, y lo primero que pensé cuando nos presentaron es qué estaba y haciendo allí rodeada de auténticas Señoras: catedráticas, jefes de departamento en instituciones públicas y privadas, algún señor también con un cargo importante… Espero que salgan pronto las conclusiones y, sobretodo, que esto no se quede en una pátina estética de las que hay que hacer lo que tenemos que hacer pero vamos a hacer lo que nos salga de ahí (Bauzá Style).

Pero pasando a mi experiencia allí dentro y de lo que nos ocupa, día de la mujer trabajadora.

A nivel personal, aprendí, sobretodo que el mundo científico es imprescindible. La investigación, el análisis, el no decir nada hasta tener ciertas certezas para hablar con conocimiento de causa y para aportar algo realmente nuevo y que convierta tu opinión en un criterio. Y a partir de ahí se debate y se discute para discernir nuevas bases.

La experiencia personal y profesional de las mujeres ahí sentadas es sabiduría en estado puro.

La primera, en la frente: los dados sobre los que se basaban las preguntas que nos hacían no servían. No se puede mirar cantidad solamente, no se pueden lanzar números para sacar unas conclusiones sin unos datos cualitativos, por lo que deberíamos haber partido de datos históricos que no nos servían para formar una evolución que no era cierta. No se tenían en cuenta criterios socieconómicos o demográficos en lo que respecta a flujos migratorios, o clases sociales.

Ale, chúpate esa. Lo primero, cuestionar.

Las catedráticas, tenían maridos/ compañeros que no es que apoyaran que ellas trabajaran en investigación, sino que eran investigadores. Sólo parejas que saben lo que es echar horas y horas y horas investigando y leyendo y pensando para llegar a conclusiones (que a veces no llegan), entienden y apoyan eso. Hay cosas que no basta con aceptar, que hay que entender, y para entenderlas el primer paso es que se conozca, respete y acepte que una mujer puede tiene la misma ambición profesional que un hombre, y que hará lo mismo que un hombre para conseguir lo que quiera. 

Pasando del entorno académico y bajando al entorno calle y cómo el uso de la tecnología afecta a la situación de la mujer, la cosa es requetetriste y preocupante. Supongo que las conclusiones se podrían calcar de las conclusiones ya no de hace 10 años, sino de hace 40.

La educación y las políticas de administración pública para que la visibilidad de la mujer no se identifique estrictamente con sumisión, maternidad y con llevar el peso de la casa son la base fundamental para que la igualdad se entienda de forma natural. Y eso no pasa.

De hecho, se sabe que el “efecto doble check” sirve para que los chicos controlen a sus novias (de 13 años? de 16 años?), por lo que aflora que esta necesidad estaba ahí y la herramienta hace que sea posible y que se extienda: la tecnología sola no hace nada.

Y lo que hace que esto poco a poco no pase, es la educación. Sólo la educación hace que estas situaciones no se vean con naturalidad, aunque sean normales. Que se pueda hacer ver a los niños que puede que sus padres o sus tíos hagan eso con sus madres, eso es un tema de educación y sociedad. Depende de las escuelas y depende de todos.

Entendí que hay que ser especialmente cuidadoso en cómo aceptamos ciertos roles, en cómo asimilamos en nuestro día a día un tema tan tonto como el dirigirnos a la gente o aceptar que se dirijan a nosotros, y, sobretodo, en cómo condenamos acciones sexistas en nuestro día a día. En la tele, en blogs, en publi, en series… Una serie de televisión infantil/ adolescente (como son casi todas las de Disney Channel) en la que las amigas se traicionan, la mala pasa por encima de las amigas, la jefa de animadoras sea la que manda a todas y quieren ser como ellas… Esto es veneno para nosotras.

Nosotras somos responsables de nuestros actos en este aspecto, pero también de pedir a nuestros representantes públicos que actúen para que el sexismo desaparezca. Debemos manifestarnos contra las empresas de publicidad que perpetúen estos roles nocivos y a no gastar un duro en productos o servicios que los usen. Si están dirigidos a hombres, que encuentren a las mujeres enfrente.

Y las políticas públicas y las campañas pro-igualdad son imprescindibles. Con el dinero que nos quitan DEBEN poner en práctica campañas efectivas pro-igualdad. Y en educación se junta una doble exigencia. Por un lado se tiene que valorar la investigación como única forma de sociedad crítica. Punto. Esto es así. Por otro, y si esto se consigue, se refuerza el sector de la investigación e innovación, y, puede, las mujeres que quieran dedicarse a ello no tendrán que arrejuntarse con otros investigadores porque sólo ellos conocen el alcance de este entorno.

El día de la mujer trabajadora amanecí con declaraciones de la Pastor (aka #jaguarenelgaraje, #confettiparatodos, #eurodisneyporlapatilla), que es el peor de los ejemplos que puede haber de la mujer en la vida pública. No sé ni qué decía porque en su boca todo queda embrutecido. Hablé de la mujer en el PP aquí, y me horroriza que haya pasado un año y que la posición de la mujer en el PP sigue siendo igual: las mujeres son mamarrachas. Punto.

Porque detrás de ellas, va la idea de la mujer en el partido que nos gobierna. Y no nos podemos permitir que sea así.

Yo quiero que las mismas cínicas estúpidas (para ser cínico se tiene que tener cierta inteligencia) que el día de la mujer trabajadora enarbolan la bandera de la igualdad, lo hagan todos y cada uno de los días del año. Que demuestren que son responsables de sus actos, de su casa, de su familia. Que demuestren que no son espantapájaras caras. 

Sólo así el trabajo hecho por Señoras como las que me reuní para ver si se podía hacer un plan estratégico de Igualdad va a servir para mis sobrinas. Y las vuestras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s