Marca vs identidad

Ayer estuve escuchando una entrevista que le hizo Marga Vives en el A vivir que son dos días, desconexión autonómica, al conseller de turismo.

Tengo ganas de recuperar el audio porque sus hipótesis sobre cómo se tiene que gestionar el mercado turístico en Baleares parte de datos que creo que son megaerróneos, pero bueno, eso, si recupero el audio, ya dará para otro post.

Lo que en ese momento me llamó la atención es la facilidad con la que hablaba de “marca”. Hablaba de que tenemos cuatro marcas fantásticas que son Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera. Hablaba de las mejores marcas del Mediterráneo. Hablaba de nuestras islas como si hablara de bragas.

Luego entró el alcalde de Alcalá de Henares a vueltas de un congreso que ha habido sobre las ciudades que son Patrimonio de la Humanidad. Ibiza (ciudad) es Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Este señor dijo que el sello “Patrimonio de la Humanidad” es una marca que refuerza la “Marca España”.

Y como yo no veo para nada que lugares donde vivimos personitas y que lo que se ofrece a los visitantes depende en cierto modo de nosotros, pues me chirría mucho que se hable de esto en términos estrictamente brandingianos. Y con eso me quedé…

Para mi, que haya una serie de ciudades con el sello “Patrimonio de la Humanidad” no implica que sea una marca. Entiendo que es una asociación. Entiendo que estas ciudades o sitios en general (en Mallorca la Serra de Tramuntana lo es), se alían bajo esta asociación no sólo para tener un sello con una marca, sino para asegurarse una fuerza para mantener una cultura y un patrimonio. Ilusa yo.

En estas que veo que noséquién dice que Emma Watson ha alimentado su fantabulosa marca personal por su discurso apoyando una campaña pro-igualdad (HeforShe), y flipo, porque esta chica es una actriz que ha demostrado que lo que tiene es un criterio y unos principios y causas que quiere apoyar, como tantísimas personas en el mundo mundial. Actrices, actores, músicos, oficinistas, profesores, alquimistas, astronautas…

Y me parece que deberíamos empezar a rebelarnos contra el marquismo. Porque identidad y marca no pueden confundirse. Porque si alguien es como es, querer marquilizar esta identidad es, directamente, mercantilizarla. Que para alguien estará muy bien, pero si la persona es íntegra, no va a actuar respecto de lo que los demás (ni siquiera sus agentes) piensen que tienen que hacer.

Estaba yo en esas y me meto en facebook. Veo la página de facebook de Common Greatness: una foto y una historia, un proyecto en el que se hace una foto a alguien y se le entrevista como forma de completar el retrato. Y estaba el retrato de Nacho Vidal. Nacho Vidal se llama Ignacio Jordà, dice que a veces está superado por el personaje y que la gente espera de la marca “Nacho Vidal” ciertas cosas.

Ya estamos otra vez con el rollo de la marca, personal o no, me he dicho yo para mis adentros mientras me lavaba los dientes. Y me he ido a comer una superpaella en ca los suegros.

Al volver a casa me ha venido a la cabeza Antonio Banderas, que el chico ha puesto nombre a algunas colonias (Puig FTW), y no creo que su identidad de actor esté perjudicado ni beneficiado por poner su nombre a una colonia. En cambio Puig (Puig FTW, insisto), sí sale beneficiado de comprar un nombre y una cara para un perfume que quiere vender (y vende) en el Mercadona.

Y me he preparado para escribir un post sobre la perversión del lenguaje en el que estamos metidos en aras a todavía noséloqué. Una marca es una marca, una persona, una persona, y la marca personal no es como uno vista, ni como uno se pinte el pelo, sino como uno es, y poco se puede hacer para forzarse a ser lo que uno no es. A no ser que se quiera engañar, pero como toda esta gente que habla de la marca personal o de la marca no quiere engañar paranadadenadaosseano, voy a descartar eso. Vamos, que obviaré que lo que nos pasa es que estamos tomados por el marquismo wannabedista.

Pero cuando me he puesto a buscar cosas de Nacho Vidal me he encontrado que el chico tiene una marca de condones como Antonio Banderas tiene de colonias. Pero no, oh, wait, que resulta que además de poner su nombre a una marca de condones ha reclamado una ley para que se obligue a usar preservativos en el cine porno (no veo a Banderas haciendo apología de los aromas cítricos sembrando hectáreas y más hectáreas de limoneros y naranjos).

Y también tiene una colonia con su nombre y la botella es una réplica de su pene (no sé porqué esta no debe ser de Puig =P). El 5% de la venta de este perfume se dedicó la lucha contra el SIDA a través de la Fundación Lucha contra el Sida.

Aún así, no veo a Nacho Vidal como una marca. Igual que no veo como una marca a Antonio Banderas aunque venda cosas. Ni a Emma Watson aunque sea una actriz con ciertos principios. Ni Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera o Alcalá de Henares son una marca, porque no se pueden simplificar lo que son y lo que implican bajo el nombre de una marca.

Puedo entender la necesidad de ofrecer productos y servicios bajo una marca comercial, y entiendo el trabajo que hay a la hora de diferenciar tu producto o servicio de los que pueden dar una solución similar. Entiendo el trabajo de conceptualización, de diseño, de comunicación, de distribución… Entiendo también que gracias a la sociedad de la información y el conocimiento todos tenemos acceso a muuucha información, que hay una profunda crisis y que todos tenemos que comer.

Pero no entiendo que los que pretenden comer de la comunicación, de la consultoría de marca, del diseño de productos y servicios… den tanta importancia a la marca. Tantatantatanta, que es que le quita todo el sentido. Porque los que dicen que todos somos una marca son los mismos que dicen que si no tienes facebook no existes.

Y así nos va.

 

 

 

Un comentario en “Marca vs identidad

  1. “Y así nos va…” de mal, permíteme añadir.
    Me gusta este ladrillo 😜. Es muy interesante la reflexión que haces y estoy de acuerdo contigo.
    El problema que veo es que la definición de marca está prostituida, de hecho pienso que carece de la identidad propia de su significado; y es por ello que algunos o muchos de los que se dedican a comunicación, etc. hacen un mal uso del término.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s