Siguiendo con el tema administración

Adapto lo escrito en el debate en facebook

SANY0090_bParece que en lo que estamos de acuerdo todos es que para que sea efectiva la participación, lo más sencillo es identificar y actuar sobre los entornos en los que la implantación de medios participativos sea útil, como dice Mónica, dónde hay proyectos existentes a los que pueda sumarse la administración. Pueden ser online u offline. Quizás uno de los errores sea querer pasar a online relaciones que son offline. Ya se ha comentado que no todos los ciudadanos acceden actualmente a internet de una forma participativa, pero si estamos aquí es porque pensamos que en un futuro no muy lejano una parte importante puede hacerlo, y ahí está el cambio.

Por otro lado se ha hablado de las subcontratas y del liderazgo. Veo dos temas muy relacionados. Nos encontramos con que el que “manda” el proyecto puede ser un cargo político (como comenta Anna), y puede ir cambiando el objetivo del proyecto según sus objetivos en un momento determinado de la legislatura. Si a eso le sumamos que por las fases en que se desarrolle el proyecto pueden entrar diferentes empresas en cada fase, que se puede dar el caso que sean empresas que no tengan grupos de trabajo cohesionado sino contratados para este proyecto determinado y que (para más inri) puedan no estar especializadas en el tema sino ir por el negocio, el rumbo y el ritmo del proyecto pueden cambiar mucho. No es culpable la subcontrata, sino el hecho de que nos encontramos ante un cambio en el enfoque. Las subcontratas son necesarias para poner en marcha proyectos puntuales antes de que se valore si esas plazas van a salir a convocatoria pública. Aquí se podría aplicar la agilidad que demandamos a la administración? Pues no sé… Difícil, porque implica cambiar métodos de contratación.

En referencia al tema de los objetivos según el momento legislativo y el político que lidere el proyecto, totalmente de acuerdo con José Ignacio, en que los primeros que tienen que cambiar el chip, o cambiar todos ellos o abolirlos, son los jefes de los gabintes de prensa, ellos, muchas veces por desconocimiento, pinchan para que se tomen ciertas acciones propagandísticas, o al revés, que no se tomen…

En cuanto a la predisposición/ educación/ cultura interna, puede ser un problema que no haya una costumbre por parte del funcionario en colaborar. Las subcontratas (entre las que me hallo), trabajamos por proyecto. Se dan casos en que los subcontratados no somos tratados como trabajadores del equipo por no ser de la misma empresa. La cultura colaborativa tiene que entrar en la administración. Y lo peor es que ya hay muchos trabajadores que la demandan. Abrir la administración implica al ciudadano, pero también (como ya hemos dicho) al funcionario que puede, con esa colaboración, mejorar procedimientos. Nadie más que ellos saben cómo funciona la administración y qué cosas son mejorables dentro de unos márgenes tan estrictos, burocratizados y jerarquizados.

Para mí, la gracia de abrir la administración es pasar de la versión del todo por el pueblo pero sin el pueblo en el que estamos metidos, a una forma de gobierno participativa, donde el ciudadano pueda opinar e intervenga directamente en ciertas decisiones.

Considero que en administraciones locales, que son las que más influyen en el día a día del ciudadano son en las que más fácilmente se pueden detectar estas necesidades, fijar estos objetivos, desarrollar las acciones y baremar los resultados.

A pesar de todos los inconvenientes que estamos poniendo, considero que es algo que se puede hacer. La administración puede abrirse y facilitar trámites al ciudadano (y trámites inernos) aplicando tecnología, peeeeeeeero, si conseguimos apartar la publicidad y la conveniencia política de ciertas aciones, haciéndolas tan obvias como empiezan a ser las que tienen que ver con administración electrónica, conseguiremos una administración partipativa, ágil, conveniente para el ciudadano y con unos resultados más allá de elecciones y de partidos políticos. Lo que debería ser, vamos.

Yo, llamadme inocente, lo veo posible.

Y vale, acepto que me llaméis burra y/o exagerada por las implicaciones déspotas de lo de todo por el pueblo pero sin el pueblo, pero así me siento cuando he visto cómo levantaban la ciudad en la que vivo 75 veces por motivos diferentes, y sigue la ciudad levantada con el Plan E, hay calles en las que no puede pasar una persona mayor, o un carrito con bebés,y se supone que tengo que dar las gracias. Y el derecho al pataleo que no me lo quiten…

Una de puteros

cames 140209

A ver, parece ser que esto se va a convertir en mi blog mega personal, y de verdad os digo que no era mi intención incial. No sé cual era, pero no era para ir vertiendo opiniones personales. Pero aquí está y al fin y al cabo los planes están para cambiarlos.

Todo ha empezado con este post, de Gemma Lienas, en el que hace referencia a las fotos del reportaje sobre prostitución en Barcelona que salió antesdeayer en El Pais (o al menos yo lo ví allí). Gemma se me ha adelantado y estoy de acuerdo en todo lo que dice, por lo que no voy a repetirlo. Os recomiendo, casi os pido, que vayáis y lo leáis. Escribe mucho mejor de lo que lo hubiera escrito yo y con más conocimiento de causa. Mi intención era poner una entrada en el blog recomendándolo.

Peeeeeeeero ha habido una media conversación en twitter con Anna (@ultrasonica) y claro, me he visto obligada a escribir.

Personalmente, las imágenes me parecieron terribles. Como Gemma, considero que no es sólo prostitución y nulo pudor, son también racistas, ofensivas, te imaginas al chulo extorsinador detrás de la otra columna y ves los 10€ que puede cobrar esa chica por prostituirse.

Lo que no podemos imaginarnos es lo que ha pasado esta chica hasta llegar a España. Puede haber cruzado África para meterse en un barco y ver cómo moría su hermano o su novio en el trayecto, pero ella ha llegado. Puede que haya venido en un avioncito y se haya quedado. Puede que haya venido en un avioncito, pero haya llegado a vetetúasaber qué punto de Europa, haya pasado por vetetúasaber cuántos paises (ilegal, claro), vetetúasaber a quién y cómo ha dejado su pais, vetetúasaber cuántas veces le ha dolido una muela, una pierna, la cabeza o le han metido una patada en la boca por no chuparla bien. O vetetúasaber cuántas veces la habrán violado.

No estoy yendo de guays ni de alarmista ni de lo que queráis. He sido voluntaria en Médicos del Mundo, y sé lo que estoy diciendo.

La prostitución es fea. Mucha gente alrededor de ese polvo o esa mamada está sufriendo.

Sería fantástico que fuera una forma de ganarse la vida como cualquier otra. No veo porque si a una persona le da igual intimar (piel contra piel es intimar) con otra cualquiera a cambio de dinero no tiene que poder hacerlo. El tema es cuando por ese dinero no sólo te pegas un revolcón, muchas veces la persona que paga considera que puede usar el cuerpo del otro para lo que quiera (en prostitución masculina también hay horrores). Te pueden violar, pegar una paliza, meterte una patada, quemarte… Da igual. Te estoy pagando y estoy en mi derecho.

Supe de lo relativamente extendida (y aceptada y disculpada) que está la prostitución en ciertos entornos cuando un jefe me pidió que le borrara los mensajes del móvil porque le molestaba tener ese buzoncito parpadeando en la pantalla (negado para las tecnologías y se preciaba de ello). Le borré nosecuántos sms de felicitación navideña y de San José de un puticlú de una ciudad cercana a la que vivía. Poco antes había hablado con una chica indignada porque estaba llegando tarde y ella llevaba ya media hora esperando y estaba harta de que le hiciera esperar porque luego tenía más trabajo (tal cual).

Me pareció muy raro. Un señor que tenía todo el día a su santa esposa en la boca, que ganaba una pasta, de qué tenía que estar metido en temas de putas.

Me indigné, claro. No puedo con la doble moral.

Entonces lo comenté con un amigo jefe de obra de una gran constructora cuando la construcción en Mallorca era el más mejor negocio jamás habido, y con una amiga visitadora médica.

El jefe de obras me comentó que sí. Que cuando había una reunión importante entre señores que gestionan grandes promociones… podían terminar las comidas en un puticlú. Era como el colmo de la machez y de la confianza. La cosa es que los obreritos que cobraban una pasta por trabajar a destajo, también se gastaban ese dinero en prostitutas y drogas, que se vé que alguna vez algún jefe podía comentárselo y ellos lo aceptaban como válido. Sólo que el obrerito se gastaba su dinero y podía acabar a día 20 sin un duro, pidiendo un anticipo, cuando se había llevado entre nómina y B 2.500€.

La visitadora, igual. Que tenía un par de médicos (cultura media alta, respetables señores casados, status social bien gracias) que solían ir de prostitutas y casi se preciaban de ello. Se justificaban con crisis familiares y que a su señora le daba igual porque lo que quería era vivir fácil y seguir con el dinero que ganaba su marido.

Las circunstancias y justificaciones que cada uno quiera darle me dan igual.

Me repatea el hecho que todos estos señores seguramente son mentes bienpensantes (cuántos habrá casados, devotos, nazarenos en Semana Santa?) , que no quieren ni oir hablar de leyes que regulen la prostitución, que no quieren centros cívicos cerca de su casa, que son contrarios a la educación sexual, a que se repartan preservativos, a que haya talleres de salud pública en los barrios, que no quieren meterse en un centro de salud y que haya una persona como las que ellos se encuentran en esos sitios, que no quieren que sus hijos paseen o jueguen cerca de esos establecimientos y/o con hijos de esas chicas… Hacen algo sabiendo que no está bien, sabiendo que no quieren que la gente que aprecian se mezclen y les conozcan.

Este post ha empezado por este tuit: si la responsabilidad recae en la cultura del patriarcado o del matriarcado. Yo soy de las que piensan que las mujeres tenemos parte importante de culpa. Por consentir. Por aceptar desde la cuna que un niño y una niña pueden llegar a ser diferentes y tener diferentes prioridades. Que los hombres tienen sus cosas, que ya se sabe, que es que son como son, que hay que hacer la vista gorda ante ciertos comportamientos pero que luego cambian… Todo eso es muy dañino.

Recordaré siempre unas palabras de la ex-mujer del alcalde de Marbella el que estuvo con la Pantoja, donde respondía a la pregunta ¿pero tú no preguntabas de dónde salía todo el dinero?, y ella contestaba con todo el papo del mundo: “es que si preguntas ciertas cosas te quedas sin dinero y sin marido, vale más no saber”. Pues nada chica, a consentir. (encontraría los nombres fácil en google, pero es que no quiero mi molestarme en buscarlos, no me acuerdo y punto, no son importantes).

Todo lo anterior para decir que hay cosas que no se deben tolerar. La prostitución consentida es la punta de un iceberg donde mucha gente sufre, donde mucha gente se aprovecha de personas que, por uno u otro motivo, no han podido elegir (y siguen sin poder hacerlo) el tipo de vida que llevan. Es un ambiente del cual no es fácil salir. Drogadicción es lo mínimo. Enfermedades venéreas a la orden del día. Violencia gratuita. Falta de respeto. Trata de mujeres. Chicas con dificultades que son engañadas por gente inhumana, obligadas a prostituirse tanto si quieren como si no, muchas veces inducidas a la drogodependencia, aunque sólo sea para que se callen y sean productivas.

Y no vale eso de: no, no es en todos los sitios ni siempre. Vale, pongamos que es en la mitad de los casos. Es tan dañino, tan sucio y tan de desgraciados que es como si fuera en todos los sitios y siempre. Por una que puede no pasarlo mal hay 15 que lo pasan tan fatal que vale por esa que no está mal. Cada vez que un caballero va a un respetable puticlú a acostarse con una chica, está contribuyendo a que, en otro sitio, que puede ser otro puticlú o en medio de la calle o detrás de un contenedor o dentro de una furgoneta o en el sitio más desagradable e insalubre, alguna chica, puede que menor, puede que obligada, puede que drogadicta, sea violentada y/o violada por 15€, o por una chuta, o por una lata de comida.

Lamentablemente hasta que las cosas se regulen y alguien se decida, tolerancia 0 con los puteros. Hasta que llegue ese momento, el género femenino tenemos el trabajo de educar, de contribuir a que se vaya cambiando la idea de que una mujer se posee. Una mujer no es de nadie más que de ella. Una mujer prostituta, por desgracia, puede no tener más remedio que ser de su chulo. Y para doble desgracia, de su chulo y de los clientes que decidan que pueden hacer lo que quieran, más de lo pactado, por el hecho de pagar.

Evidentemente me subleva como mujer que se considere el cuerpo de una mujer (cualquiera) como una” cosa” que puede ser poseida. Por dinero o por lo que sea. El último extremo es el “la maté porque era mía”. Pero eso da para ocho postes más.

Y otra

Durante un foro de innovación al que asistí, una de las conferencias, de Tomeu Barceló, se refería a las relaciones humanas, dirigidas a negocios pero aplicables a la vida misma. El resumen es que no vale sólo con hacer cursos de liderazgo donde te dicen lo muy importante que es comunicar y te dan técnicas para ello; hay que creerse lo que uno está diciendo, hay que creer que esa persona está haciendo algo bien mientras se lo estás diciendo, y tienes que creer que tu equipo es bueno cuando intentas transmitírselo para mantener la motivación.
En el mismo foro, otra conferencia, de Genís Roca, se afirma que Web 2.0 es una actitud: se comparte porque se quiere compartir, porque, y entrecomillaré mucho, “se hace de corazón”.
Creo que soy 2.0 desde siempre. Desde antes que existiera. Siempre he escrito cartas y postales, he enviado copias de fotos, y el primer uso que le dí al correo electrónico es difundir noticias de periódicos.
Y porqué esto ahora? Me encanta que me hagáis la pregunta.
He sacado a un pobre programador informático de su casa (estaba el chico code va code viene) para que viniera a ver la puesta de sol, que no era tal, porque estaba nublado, pero teníamos una tormenta amenazando por la izquierda y las nubes en la derecha. Cielo gris vs cielo azul. Con el mar plano, pero enfadándose.
Cuando se ha ido a casa, he seguido el paseo. Precioso. La tormenta avanzaba, relámpagos y truenos se me echaban encima, y al llegar a casa le he enviado un email, contándole lo que no ha visto.
Me encanta internet. Espero que a él también!

Versió catalana http://tonauocqueja.wordpress.com/2009/04/07/una-de-mi/

Una de mí

http://blip.fm/profile/tonapou/blip/6591778
Soy viejuna. Es un hecho. Tengo 36 años. Acercándome peligrosamente a los 37, y en nada me planto en 40. Eso no sería problema si no fuera porque he sido siempre un poco suicida laboral. Si un trabajo no me gustaba, me buscaba otro. Si me aburría, lo mismo. Y no puedo quejarme porque siempre he tenido trabajos que me han hecho aprender mucho. El año pasado, que fue la última vez que busqué, ya tenía claro que no me quedaba más remedio que hacer eso tan de márketing de dirigirme a gente que me buscara. Me fue bien. Dí con una persona en la selección de personal que valoró la empatía, la afablidad, asertividad, sinceridad, resolución, tozudez, capacidad de trabajo… y pasó por encima la edad, porque buscaban otro perfil. Lamentablemente cambiaron los planes de empresa y me echaron, pero me ha reafirmado en la idea que tengo que sacar provecho de mi conocimiento, experiencia y edad.
Antes de ese trabajo, ya quería que me diseñaran un logo, un anagrama, lo que antes era un sello de oro que quedaba impreso en un lacre en cartas, y les daba identidad. Necesitaba diferenciarme del resto de administrativas/secretarias. Vale que hay muuuuchas empresas que no quieren un ser pensante en esos puesto, pero hay algunas que sí, y a esas voy yo, y este logo/anagrama me diferencia de las demás de un vistazo.
Hoy en día, sabiendo lo que sé sobre comunicación en internet, más lo que intuyo, más lo que me comentan, más lo que voy pescando diariamente; tengo claro que hay que hacer una marca de uno mismo. Una marca que tiene que ver con tu identidad, que tiene que ser tu versión on-line de tí mismo off-line. No una versión, tiene que ser una imagen lo más honesta posible de ti mismo.
Todo esto por escuchar esta mañana el Tunnel of love de Dire Straits. He tirado para atrás, y me han pasado 20 años por encima. Y he recordado este artículo, sobre lo importante de las marcas, y más cuando tu marca eres tú mismo, y mucho más desde que tú la controlas porque es el reflejo de lo que cuelgas en internet.
En varias asignaturas del master que estoy cursando, se da mucha importancia a las identidades virtuales. Soy de las que asegura que las identidades virtuales son equivalentes a las reales. Y que, en la vida, como en internet (o sobretodo en internet), se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

Y sería un puntazo que funcionara el podcast… Tengo taaaaaanta discusión con ellos en los post!

Versió catalana http://tonauocqueja.wordpress.com/2009/04/07/una-de-marca-identitat/

Una de vida y muerte

Jabba on Ice

Se ha muerto “La Adela”. Para mí Sra. Adela. Una señora de 70 años, 3 hijas, 4 nietos y un cáncer que llevaba con mucha entereza. Vecina del cuarto.

De lunes a viernes, entre las 07.30 y las 08.40 le llegaban los nietos. Los recogía ella o su marido (el Sr. Pedro). Siempre he supuesto que les daban desayuno y les daban cariño y riñas mientras estaban con ellos y los llevaban al cole. Los recogían del cole. Posiblemente también les daban de comer. Se iban a partir de las 15.30 o a media tarde, cuando las hijas salían del trabajo. Una familia admirable.

Mi bloque está lleno de gente admirable.

La señora María tiene muchos años, dos hijos (uno de ellos separado que vive con ella) y una artrosis de rodilla que hace que ande con un bastón y con las rodillas separadas por, fácil, 20 cms. Medirá 1.55 y sube y baja cada día 5 pisos (sin ascensor) las veces que haga falta. Y se va a la compra y limpia la casa y me regaña porque no limpio el rellano y se pasea con las vecinas del primero y hace la colada y lo que le toque hacer o le venga en gana. Artrosis a ella.

En el segundo piso viven 3 señoras que llevan viviendo en el segundo piso desde hace 42 años, cuando se construyó el edificio. Se han ido quedando viudas, y ahora hacen frente común a la vida. A las 09.30 de la mañana las tienes limpiando el rellano, ya vienen de comprar el pan y lo normal es que las veas con la batita de guatiné de casa a casa llevándose un poco de bizcocho o subiéndose un cartón de leche. A la caída de sol las ves a las tres volviendo juntas del paseo diario.

En la planta baja vive Don Rafel, un señor que tendrá 80 años y una embolia, que se pasea cada día 30 min con los andadores. Le duelan o no le duelan las piernas. Si llueve, en el rellano. Si no llueve donde haya un poquito de sol en invierno y donde dé la sombra en verano. Con dos hijas que están tolrato regañándolo porque se ríe todo el rato de ellas (doy fe). Envidio su sentido del humor.
También vive una señora que ha vencido una quimio terrible, y al fin tiene muy buena cara y empieza a recuperar vida.
Y en el portal que queda más cerca de la puerta, una señora de 97 años y su hija de unos 60. La hija con un poco de minusvalía mental, y analfabeta. Es un ir y venir de hijas y nietos de la matriarca. Esta señora se pasea por todo el pueblo también con los andadores. Y la lucha que tienen las hijas es que no se apalanque de los andadores, que temen que como se pare se atrofie…

Hay tres portales más de parejas que compraron el piso hace 42 años cuando se construyó. Creo que al menos 12 de los 24 portales son de las mismas personas que lo compraron entonces. Personas humildes, trabajadoras, acostumbradas a vivir con lo que tienen, aspirando a no deberle nada a nadie viviendo y dejando vivir. Me va muy bien esta dosis de realidad en el mundo que vivimos.

Acabo de llegar de tweetpalma. A veces, con esto de internet, de la estética, de la ambición, de lo queremos hacer, de lo que queremos, de lo que creemos que merecemos… podemos perder de vista lo que es la gente de verdad. Gente recia, honesta, clara. Estoy muy contenta de tenerles de vecinos, aunque las reuniones de propietarios ya son otra cosa, que no sé porqué parece que sacan lo peor de ellos…

Por mi lado, hoy en día, a pesar de no tener trabajo y de no saber por dónde girarme, lo que de verdad me aterra es que se muera Jabba, en la foto. Y soy consciente de que es una frivolidad.

Percepciones

Pues acabo de ver la publi de Mercedes. La del padre que recoge al crío que no sabe que su compañera de clase es negra.

Eso pasa. Mi sobrina Martina, la niña de 5 años más maravillosa y guapa del mundo, me describió a una amiguita del cole (negra ella, pero negranegra) como “una niña más grande que yo con el pelo muy rizado”. Palabrita.

Mola mucho notar que los críos no toman las mismas referencias que tomamos nosotros, y que el concepto de la diferencia no lo basan en colores de piel sino en detalles que a ellos les resultan llamativos. Y el color de la piel no lo es.

Mi hermana (la madre de la criatura) me enseñó la foto de clase de Martina este curso. Parece la ONU. Chinitos, indúes, negros, gitanos. Martina está entre ellos tan ricamente. Cuando voy a recogerla están las mamis con los saris, con los pañuelos tapándoles la cabeza…

Me siento muy orgullosa de mi sobrina. Ella nunca va a entender ciertos problemas que ha habido y que habrá, porque está educada en la diversidad y la tolerancia.

He buscado el spot en youtube y no lo he encontrado. Los anuncios de Alonso y de los deportivos están todos. Este no.

Pero al final me lo han pasado!!

Una de fúmbol

Pues ayer me fui al fútbol. A ver correr a Messi y a Henry, que supuse que eso es un espectáculo. Hacía un frío de cojones. Pero mucho. No tengo ni la más mínima idea de fúmbol, pero la verdad es que Tito Leo o sabe mucho o no sé, pero corre mucho el chico. A la que salió (a la segunda parte y después de un gol del Mallorca) estaba por todos los lados. Mejor dicho, estaba siempre donde estuviera el balón.
Lo que no entiendo es que 11 tipos (echaron a uno de cada equipo) cambien mucho cuando sale un jugador “x”. Que digo yo que en el Barça hay porrón de jugadores que saben mucho de fúmbol y que no veo porqué tiene que dársele la vuelta a todo cuando sale uno determinado. La cosa es que cuando le dije esto mismo a mis compañeros, uno salta y me contesta, literal: “Es que cuando salta a la cancha (sudaca él, como se nota por el modismo), un jugador como Messi, tan VERTICAL, todo el juego tiene que cambiar”. Y se quedó tan ancho.
Claro yo pregunto: y qué es un jugador vertical? Y me contesta, “que siempre corre hasta la portería”. Y yo contesté: por supuesto, faltaría.
Y porqué no corren todos a la portería? Osea, todos no, pero, porqué no corren al menos dos siempre hacia la portería si eso es lo que cambia el juego del equipo?

No me sirve el fúmbol es asín.

Lo que sí es cuando ves el fúmbol de verdad es que se nota mil quién se cae y se hace pupita o quién sabe hacer muchas volteretas. Y se notan también que hay jugadas planeadas, porque de repente todas las camisetas del mismo color hacen como figuritas.

Volviendo al objetivo del partido, Henry no salió (se vé que sólo juega en nosequé competiciones que no es Copa del Rey), y al pobre Messi le cosen a patadas. Fué salir al campo y se le ponían un mínimo de cuatro por todos los lados. Recibió un montón.
Cuando pregunté porqué era el fútbol un deporte tan guarro, me contestan: por el contacto físico. Y ya.

En otro orden de cosas: el invierno is back, y si no fuera porque a la probe Jabba le duelen las patitas estaría yo encantada.