Pues da pena…

En dos días me he encontrado un par de cosillas que dan penita:

– unas chicas me mandan a través de linkedin la presentación de su empresa: se han unido una diseñadora y una periodista y ofrecen servicios web sobre wix, redacción de contenido y social media.

– en una conferencia conocí a dos chicas más que se habían visto el día antes en otro evento emprendedorsocialmedierointernetilonline o lo que sea porque las dos están buscándose la vida.

Me vienen a la cabeza muchos otros colegas de la tele, periodistas o no, que ven en la comunicación online su vía de alimento (no es otra cosa), y que se lanzan a ella como pueden y con lo que ven que se puede hacer. Supongo que igual pasa con diseñadores gráficos que ven que su trabajo no hace más que menguar y ven en el online una forma de vida. En el caso del diseño, que la administración pública no tenga dinero para publi, campañas, ediciones, folletos… ha sido nefasto.

Supongo que ellos ven (y parte de razón llevan) que se mueve ALGO en comunicación online.

Y ahí es donde voy. Se mueve ALGO, pero ALGO es muy poco. Hubo años (ni yo los viví) en que era muy rentable trabajar online, como diseñador, copy, técnico o lo que sea. Estoy en online desde hace cuatro años, y no he vivido vacas gordas en comunicaciónonline, ni como comiunitimanager, y llevo tres años ganándome la vida ayudando a empresas a gestionar su visibilidad online.

Me temo que el mismo emprendedorismo es el que pone expectativas en la comunicación online, haciendo que parezca un mercado por explotar, cuando la realidad es que está ya quemado. Me da que son todos estos eventos de marcas personales, de emprendedores, de monta tu negocio, los que pueden dar una idea falseada de la realidad. La realidad ya la expliqué aquí.

Y lo está en todos sus entornos. Hoy me ha llegado también una oferta de una empresa que te diseña la página web “gratis y en 24 horas“, con más de 500 platillas y podías enlazar a páginas. Con un par.

En el caso de las chicas que montan webs sobre wix, conocí a una de ellas después de ir a una conferencia sobre páginas web, y después de una charlita de una hora, ya dudaba de que wix fuera una buena opción si no tenía contenidos navegables, que no los tiene hasta donde yo sé… Es una plataforma muy visual, que da el pego estupendamente bien si quieres una web como quien tiene una tarjeta de visita, pero que si vives de generar contenidos, no te sirve demasiado. Hablando con las chicas (éstas y otros colegas periodistas que se buscan la vida como pueden), salió el tema de que claro, qué difícil es que te compren llevarles el facebook cuando tienen un cuñado que puede hacerlo.

Y es cuando piensas: ya, pero posiblemente, para lo que quiere ese señor, su cuñado le sobra. Si es sólo una unidad de negocio y tiene un poco de vista, va a conocer el producto, el cliente, y va a poder cuidar a su comunidad, porque, no nos engañemos, cualquiera con sentido común puede llevar un facebook de una pyme. Otra cosa es para una marca o para una empresa con diferentes unidades de negocio. O para una empresa que tenga ya un nombre y una solvencia.

Otra cosa será que se quede en un trabajo superficial, que el cuñado no pueda sacar todo el beneficio de la comunicación online porque no se eligen las plataformas adecuadas (sólo si comes de ello y quieres seguir comiendo le echas horas buscando y aprendiendo), que no se ponga foco en ningún objetivo y que no se vea cómo se pueden optimizar estos recursos. Porque igual no parece que sea dinero, pero son recursos.

Empresas que no se plantean que puedan obtener datos de clientes para enfocar campañas, ¿para qué vas a intentar convencerles de que lo harás tú? Si pudiendo hacer campañas específícas ya no lo hacen? Si teniendo datos de sus clientes no lo hacen? Si hablas con ellos sobre posibilidades de abrir mercado comunicando de otra manera en otros segmentos y te dicen que eso si eso ellos no que están bien como están que es poco pero ya saben lo que es? Si no se preocupan de tener bases de datos de clientes actuales para qué vas a darle más gente que no va a poder usar bien? está claro que la visibilidad puede ser un objetivo, pero si tienes en cuenta que en facebook con que te vea un 17% de tus fans ya te vale, cómo justificas tu sueldo?

Empresas que no se plantean conocer bien a su usuario para trabajar junto a ellos para obtener beneficios (los que se determinen, los que sean), si contratan a un profesional, la mitad de las cosas que le recomiende las va a ver como una tontería porque no va a tener la intención o los medios de aplicarlas.

Si en una empresa no hay alguien con un sentido analítico de la misma (en Mallorca hay a patadas), no tiene sentido que vayas de digno diciendo que puedes llevar el facebook o twitter mejor que su cuñado, porque ni lo necesita ni lo entiende. Y sí, posiblemente irá alguien con un gran reloj y le cuele el te llevo el facebook, el tuiter y lo que sea por 150€. Si así quieres trabajar, pues adelante, pero no vas a ganarte la vida.

Es muy difícil todo. Para todos. Te dediques a lo que te dediques.

Lo que sí ha cambiado de tres años para acá, es que cuando se montaba un evento de lo que sea, iba gente que se escapaba del trabajo, iba gente que quería aprender cómo desarrollar su trabajo en otro entorno nuevo. Ahora, parece que los que tienen trabajo están demasiado ocupados trabajando o intentando cobrar, y los que no, somos los que estamos haciendo “networking”.

Y es, simplemente, porque somos demasiados para el mercado que hay. Punto.

Es difícil para los “veteranos” y es difícil para los nuevos. Es difícil para consultores y es difícil para técnicos. Es difícil todo.

La impresión que tengo, es que el autonomismo (y más en comunicacion online) no es el mejor camino cuando es el único camino. Es un buen camino cuando ves oportunidad y te preparas, y estás con los ojos abiertos y dispuesto, sobretodo, a que la libertad que te supone el autonomismo te sirva para colocarte en un hueco, pequeñito, donde se necesite lo que tú ofreces de la forma en la que tú la haces: sólo te diferencia tu criterio.

Esto lleva tiempo y conocimiento del mercado. Y ahora no tenemos tiempo y nos cuesta reconocer el mercado, que todo está patas arriba.

Y en este tiempo de sobredosis de inputs y de ponencias y de actos y de blogs y de reuniones y de asociaciones y de sinergias, posiblemente lo más importante sea identificar a buenos referentes… los hay. Sólo hay que escuchar y no impresionarse por lo primero que uno vé. Y, sobretodo, no ofrecer algo que no controlas.

*nótese que hablo siempre de online y de comunicación online: el primer error que cometen estas personas es no considerar su trabajo como algo global sino circunscrito a plataformas online. Las que sean.

Edito poniendo aquí este enlace del post de Gonzalo Martín, que le viene como polla al culo a este post.

9 comentarios en “Pues da pena…

  1. Sí, y no. O no, y sí.

    Si trabajas bien, no te faltará trabajo.

    Nosotros no vamos a ni un evento, ni uno… ¿está bien hacerlo así? Pues no lo sé, igual sí, igual no. Pero no vamos a ningún evento y debo reconocer que hoy por hoy el trabajo nos sobra. Normalmente debemos elegir los proyectos, y muchos los acabamos derivando a conocidos.

    Yo personalmente, sobre el tema de los eventos, creo que hay “eventitis aguda”, y mi pregunta es… Si todo lo que se recomienda a todos es lo “online”, pues eso, ¡online!

    También opino que el networking tiene muy poco de working (al menos el que veo habitualmente) y que en estos eventos se va mucho a pescar… Muchos de los que he podido escuchar online (si tienen streaming, sí suelo ponérmelo de fondo, si puedo) son demasiadas perogrulladas. Se les llena la boca demasiado con palabras como “emprender”, palabras que están ya tan pervertidas que suenan hasta mal (al menos para mi).

    En fin, que hay pastel para muchos, la red es grande… hay que enfocarse, saber perfectamente el tipo de clientes que se quieren e intentar no “pervertirse” demasiado (no hacer trabajos que no te van a servir luego para ese tipo de cliente que quieres).

    Lo dicho, muchos tendrían que aplicarse menos eventitis, más estudiar, más preparar terreno, más buscar respuestas y enfocarse.

    Y hay otra cosa más que también lastra bastante… el tema de la crisis. Es decir, hay crisis, pues sí, todos lo sabemos, pero haciendo referencia en cada frase a cosas tipo “es que la cosa está muy mal”, etc… creo que solo se empeora la situación. Hay que pedir lo que vale el trabajo de cada uno, y no agachar la cabeza cada instante “porque a este precio no me lo va a aceptar”. No sé, hay que afrontar estos tiempos con otro tipo de mentalidad.

    Resumiendo: Más streaming, Más eventos con verdaderos contenidos enfocados, especializados, Menos perogrulladas, Menos llenarse la boca con emprendedores y startups (que ahora parece que no hay otra cosa…), Más aprovechar el tiempo realmente.

    Y mira, casi me ha quedado un post… ;-)

    1. Empezaré por el final, va: menos eventos. Más reuniones. Más colaboración, menos networking. Más hacer las cosas de verdad y menos hacerlas por la posturita. Y, sobretodo, instituciones, menos querer hacer cosas por hacerlas para que vaya gente porque sí, y más programar cosas que fomenten el verdadero espíritu internetil: solidario y colaborador.
      Una cosa que noto, es que mucha gente se queda lo que aprende para él. Como si no estuviera aprendiendo porque otro se lo cuenta. Como si fuera todo idea suya. Y ya todos copiamos a todos.
      De las cosas que queda por asumir es que aprendes de tus compañeros y colaboradores. Lo asumes si eres listo y lo compartes si quieres seguir aprendiendo. Si te lo quedas y lo copias, poco avanzarás.
      De trabajo… eso lo hemos hablado también: mi competencia es la persona que trabaje mejor que yo, no la que trabaje peor ni más barata.

  2. Ya hemos comentado en persona en alguna ocasión lo de “esto me lo hace mi cuñado, que tiene dos ordenadores y sabe mucho de esto, además, era el que me pirateaba el canal+, así que tiene que ser bueno seguro”.

    Pero ¿sabes una cosa?, el tiempo me está dando ciertas satisfacciones. Varios de los clientes con los que me pasó algo así (lo de perder horas estudiando que hacer, preparando un plan y plantando un presupuesto que luego hizo “un cuñado”), al cabo de los años han acabado volviendo a pedirme presupuesto, a ver si les podía “arreglar” lo que tenían o si les podía hacer un “lavado de cara”. Y la verdad, es casi un lujo poderles decir a estos ex-clientes -Mira, ahora mismo estoy muy liado y ya no cojo nuevos clientes.

    Sigo pensando que hay clientes que es mejor no tener en cartera. :P

    Respecto al precio, lo de siempre, creo que debemos cobrar por nuestro tiempo y valorar cuando vale nuestro tiempo. Quizá por eso, nunca llegaré a tener una multinacional ni una cuenta corriente llena de nueves en cada país. :P

    1. A mí, los que me han venido “rebotados”, me ha resultado difícil convencerles, porque a pesar de que te buscan, la mala experiencia hace que vengan con resquemor. Afortunadamente soy diferente a los que no les han satisfecho (no digo que mejor), y en esta diferencia puedo basar mi criterio laboral.

      El precio… está la cosa muy achuchá! XD
      yo también cobro por mi trabajo no cobro más porque sea una empresa grande, y no… no nos haremos ricos siendo honestos!

  3. Un apunte erróneo.

    En todas las charlas, reuniones y demás no se hace networking, se hace netselling.
    La gente no va a buscar sinergias ni posibles colaboradores de proyectos. Van a vender su producto. Por esa razón los eventos se van al carajo y la gente acaba pasando de ir, porque siempre es igual, la gente vendiendo su moto; ves sus perfiles de LinkedIn y todos son CEO y demás mierdas, cuando en realidad trabajan solos en casa, o algunos directamente cobran el paro.

    Más aprender y empaparse de lo que se va a trabajar, no?
    Todo esto es de risa, personas dando cursos de wordpress sin haberlo usado en la vida, dando charlas de monetización del blog teniendo un blog desde hace menos de seis meses, twitteros oficiales (pagados) de eventos con 400 followers… Mucha, mucha mierda. Y así va esto.

    Menos mentiras, menos selling.

    1. Cierto.
      Posiblemente esta sea la diferencia que yo quería decir en el post: antes se buscaba aprender cómo hacer lo que uno sabe en otros entornos. Ahora se busca noséqué. Porque muchos no quieren usar lo que saben. Muchos no quieren ser mejores en su oficio o abrir mercado o ver cómo les va en circunstancias diferentes. Se ha dado la imagen de que esto es jauja, y de que por saber manejar un wp puedes hacer una buena web. O por tener un blog puedes generar buenos contenidos.
      lo que dicen Joan y Suki: los que se queden (me gustaría ser de ellos), serán los honestos, los que hayan ido fraguando un criterio, los que sobresalgan de entre este ruidazo por su solvencia.
      Algunos se quedarán. Pero me temo que un porcentaje muy pequeño.
      Más que nada porque hay una cosa imprescindible que no han pillado: la honestidad y la generosidad no es cosa de blogs o de cursos o de ponencias. Muchos de ellos no ayudan si alguien les pide un cable. No comparten más que lo que copian, porque creen que si aportan algo original se les va a copiar…

      No sé. A mí es que todo esto, de verdad, me da mucha pena. Pena porque veo a gente que es buena gente y que se alucina de una linterna a pilas… =(

  4. Básicamente lo que sucede es que todo esto de la comunicación llamada social se ha comodtizado a toda velocidad.

    Tiene dos causas: los clientes y los proveedores.

    El boom de cosas como Facebook ha derivado en la entrada de nuevos usuarios, toneladas de personas sin experiencia digital que, de la noche a la mañana, se han hecho expertos en todos los trucos de Facebook y las otras y, al final, de clientes que ven una cosa emergente que los periódicos anuncian como alucinante y quieren verse allí.

    La empresa llama al experto recién llegado que sabe de ganar likes (y sabe la leche, la verdad) pero que, en realidad, ni sabe de comunicación, márketing o lo que es una comunidad o un negocio.

    El del negocio quiere hacer lo que ha hecho siempre: si compraba anuncios, ahora ve estos canales como nuevos soportes para hacer lo mismo.

    Pero resulta que las tecnologías de las que hablabamos son más interesantes y productivas para hacer otroas cosas. Pero esas otras cosas implican transformar tu negocio y tu relaicón con clientes y grupos de interés, otra forma de ver lo que haces, lo que cuentas y la responsabilidad que asumes al decirlo.

    Como las plataformas de las que hablamos incitan a ello y son vistas como ello por todos, estamos al usando las redes como meras listas de correo para hacer impactos, generar clics y, por qué no, spam. Para hacer todo eso no merece pagar mucho dinero a quien lo hace, porque no tiene ciencia ni saber: ponedme esta campaña en Faceboook, contadme los likes. Así que el cuñado es fantástico.

    Cuando regresas a hacer algo al desengañado…. pues como no sabe que lo que tiene que hacer es, si quiere, cambiar de mentalidad para que esto le valga para algo, te encuentras con que tu diferencial de coste por darle algo más de calidad no le compensa en su escala interna del valor.

    Así que sí: demasiada gente queriendo vivir de ser comunity manager en algo que no genera demasiado valor y que es visto como un yacimiento de empleo por quien ha visto morir de lo que vivía. Por demasiadas personas que no saben que antes usábamos una cosa que se llama RSS. Y todo lo que contenía de ideologóa detrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s