El Castro del Río de Miguel Morales

Este post es el pago de una deuda. Una deuda unilateral por mi parte, que sé que Mameluco no lo considera una deuda, y que, de hecho, le va a gustar muy poquito que lo llame deuda, pero es lo que hay. Hasta el domingo le debía: muchas risas, muchas, por los buenos momentos que […]