El Castro del Río de Miguel Morales

Este post es el pago de una deuda. Una deuda unilateral por mi parte, que sé que Mameluco no lo considera una deuda, y que, de hecho, le va a gustar muy poquito que lo llame deuda, pero es lo que hay.

Hasta el domingo le debía: muchas risas, muchas, por los buenos momentos que he pasado con su fotolog y la historia de sus antepasados. También muchas risas después en facebook, claro, que el fotolog se puso imposible, como sigue, y no hay forma de mantener esa comunidad, ni con muchas ganas.

Le debo también momentos de compañía en la distancia, de cariño recibido por email o por sms, de profundo agradecimiento por notar que me aprecia y que me incluye en su reducidíssimo círculo de amigos. Porque Mi Mame no diferencia (como yo misma) de amigos online y offline.

Le debo desde hace un par de meses un post cantándole alabanzas que no le he escrito, y desde hace un par más de meses, un post con alguno de sus poemas, que me mandó una antología de poemas de poetas castreños y que tampoco he escrito.

Sigue leyendo “El Castro del Río de Miguel Morales”

Anuncios